PSOE e IU en el exterior celebran la proposición de ley para eliminar el voto rogado

El PSOE Europa e IU Exterior aplauden que los grupos parlamentarios del PSOE y de Unidos Podemos hayan dado un paso más hacia la derogación del voto rogado, presentando el pasado 8 de febrero una proposición de ley en el Congreso de los Diputados para acabar con esta peculiaridad impuesta a la diáspora y ampliar los plazos.

Los partidos de la izquierda parlamentaria han alcanzado un acuerdo para proponer que la administración electoral vuelva a remitir de oficio a los electores en el exterior el material electoral, que se compondrá de una papeleta en blanco para así llegar a tiempo al elector, al no tener que esperar la impresión de las papeletas de los partidos.

Publicidad (visitando este anunciante, ayudas a Espanoles.ch)

La proposición ha sido depositada por los diputados Rafael Simancas y Gregorio Cámara, del PSOE, así como Irene Montero y Txema Guijarro, de Unidos Podemos.

El portavoz socialista en la Comisión Constitucional, Gregorio Cámara, ha explicado que “el objetivo es mejorar y establecer un procedimiento adecuado para el ejercicio del derecho al voto de todos los españoles residentes en el exterior, en condiciones de igualdad y de manera justa”. Los socialistas confían en que sea posible que entre en vigor antes de las próximas elecciones del 26 de mayo, para lo cual solicitan su trámite por procedimiento de urgencia y en lectura única.

Con la reforma de 2011, que estableció el voto rogado, “el voto exterior se ha visto considerablemente mermado”, ha denunciado Cámara, de manera que en las elecciones generales la participación de los españoles residentes en el exterior se contabilizada entre el 4 y el 6%. Por ello, “era urgente una solución para un colectivo más de 2 millones de personas que por problemas de organización y de procedimiento no pueden ejercer el derecho fundamental a participar en los procesos electorales”.

Desde el PSOE Europa, se ha criticado además al PP por ser “el único partido que se opone a facilitar el voto de los españoles en el exterior”. En declaraciones a la prensa, la federación socialista exterior recalca que “los endebles pretextos del PP relativos a un supuesto riesgo de fraude han sido rebatidos por los expertos consultados por la Subcomisión parlamentaria de reforma electoral”. Sin embargo, desde el PSOE Europa recuerdan que solo aplicando el procedimiento de urgencia o lectura única podría suprimirse el voto rogado antes de que a primeros de abril se convoquen las elecciones autonómicas y europeas previstas para el 26 de mayo. “Esta decisión corresponde a las mesas de ambas cámaras. Es decir, depende una vez más del PP”, observan.

“Es una buena noticia, una pequeña victoria de toda la emigración”, indica por su parte María Martínez, coportavoz de IU Exterior y número 5 en la lista de IU a las próximas elecciones europeas. “Sin embargo, nuestra federación considera que la reforma deberá ir acompañada de medidas más específicas que permitan la inscripción en el censo y la realización de trámites por vía telemática. La representante de IU también considera necesario mejorar la información sobre cómo participar en las convocatorias electorales.

Eliminar el voto rogado es una reivindicación del PSOE Europa, que el primero se opuso ferozmente a esta complejidad administrativa desde ya antes de su generalización en el 2011, asumiendo roces con su propia dirección federal, que acabó reconociendo el problema en 2012. El voto rogado también ha sido denunciado por el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE), los Consejos de Residentes Españoles (CRE), e Izquierda Unida. Más recientemente se han unido a la batalla Podemos y la organización Marea Granate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.