Las primarias del PSOE llegan a Suiza

Publicidad

La elección a la Secretaría General del PSOE también se juega en Suiza, donde los militantes afiliados al PSOE Europa han firmado y remitido avales. Participarán en la votación del 21 de mayo a través de los centros de votación que se abran en territorio helvético. Al máximo serán cuatro, ya que cuatro son las agrupaciones: Ginebra, Lausanne, Berna-Basilea y Zúrich.

Susana Díaz parece contar con numerosos apoyos entre la militancia de la federación exterior europea, donde se han manifestado a su favor su última secretaria general, Miriam Herrero, su exportavoz y actual secretario general del PSOE Lausanne, Marco Ferrara, así como la presidenta del PSOE Bruselas, Carmen Madrid. En las redes existe un grupo “Europa con Susana”, activo en Twitter en @EuropaSusana y sustentado por varios jóvenes.

Publicidad

Entre los socialistas del extranjero favorables a Díaz destaca asimismo Francisco Ruiz, presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior durante la etapa de gobierno de Zapatero y residente en Lausanne.

Los demás candidatos también cuentan con apoyos entre la militancia en el exterior. Patxi López tendría partidarios en Alemania y en la agrupación de París existe un grupo favorable a Pedro Sánchez, todos activos en redes sociales, donde los debates están siendo muy tensos.

El dimitido secretario general despierta fuerte división fuera de España, a raíz de las difíciles relaciones que mantuvo con el PSOE Europa, que había apoyado mayoritariamente a su rival Eduardo Madina en 2014. Sánchez dejó a la federación exterior fuera de las reuniones de secretarios generales y sin financiación, además de impedir en repetidas ocasiones su participación en el Comité Federal. La Ejecutiva de Sánchez nombró a una gestora al frente del PSOE Europa, que lleva su tercer año en el cargo, superando las direcciones interinas que en su día también nombró al frente de los socialistas de la Comunidad de Madrid y de Galicia. Además, cambió el sistema de pago de las cuotas, dejando fuera del censo a afiliados que antes controlaban ellos mismos su transferencia en la oficina de correos. Por último, sacó del programa electoral socialista las circunscripciones exteriores promovidas por el PSOE Europa y que sí figuraban en la oferta electoral del 2008 y en la del 2011.

Desde su resultado histórico con Zapatero en las elecciones 2008, que ganó en el voto exterior de toda España, el PSOE sufrió un descenso en 2011 con Rubalcaba. El respaldo electoral empeoró con Sánchez en 2015 y acabó en debacle en 2016, al perder el candidato socialista el voto exterior en las últimas provincias que mantenía seis meses antes.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.