El 32% de la fruta importada por Suiza es española

España es la pera limonera. Domina la fruta importada en Suiza, al permanecer de forma estable el principal proveedor en este país, tanto en volumen (32%) como en valor (25%). En los últimos años, la posición de los productos españoles incluso se ha reforzado un 43% en volumen y un 57% en valor. Así lo observa un estudio sobre el mercado suizo de la fruta realizado por la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Berna, que analiza los datos 2011-2015.

Para consolidarse en Suiza, la fruta española ha contado con factores como precios altamente competitivos, avance en el control y disminución de residuos fitosanitarios, incremento de calidad, trazabilidad y mayor oferta ecológica, indica el estudio. España fue proveedor en 2015 de 6 de las 12 principales frutas de importación del mercado suizo: mandarinas (cuota: 88%), fresas (75%), limones (68%), naranjas (60%), melocotones y nectarinas (55%) y melones (43%). Asimismo, se ha posicionado como segundo proveedor de almendras y sandías. Sus principales competidores en Suiza son Italia (uva fresca, sandía), Panamá (avellanas, higos frescos), Francia (almendras) y Costa Rica (melón). En los últimos años, se aprecia un avance de la sandía (en detrimento del melón) así como del limón. Y ha aumentado la competencia con la fruta exótica: kiwis, piñas, mangos y papayas.

Publicidad (visitando este anunciante, ayudas a Espanoles.ch)

De cara al futuro, si bien los frutos secos han descendido en 2016, se espera que la demanda persista debido al valor nutritivo. Las perspectivas parecen buenas también para la fruta lista para consumir, a pesar de implicar costes logísticos adicionales. El estudio de la oficina española en Suiza avisa que la siguiente revolución estará en la distribución por internet: menciona a Amazon como actor que dará la castaña al comercio tradicional.

La fruta española entra en el país a través de 365 importadores. A la cabeza están las dos marcas de gran distribución Migros y Coop, que además siguen consolidando la concentración: las distintas empresas de estos dos grupos sumarían el 80% del canal. Son seguidas de FENACO, Aldi, Lidl y las empresas de transformación. En la distribución de fruta, crecen las cadenas convenience (Coop Pronto y Migrolino), así como la venta por internet. Bajan los discounters y las tiendas independientes.

Al trazar los rasgos principales del sector en Suiza, el estudio observa que el consumo anual en el país se sitúa en torno a los 960 millones de kilos de fruta fresca y transformada. Per cápita anual, ha aumentado un 2% del 2011 al 2015, alcanzando los 84 kilos ese último año. Destaca que las tres principales frutas consumidas en Suiza son la manzana (18%), la naranja o mandarina (16%) y la banana (12%). Indica que el gasto en fruta supone el 9% del total de lo que los monederos se dejan en alimentación. La cesta de la compra de frutas y verduras fue de 58 francos suizos en abril 2017 para hogares de 3 a 4 personas.

Para los consumidores suizos es importante el cultivo local. El primer criterio de compra de fruta es la regionalidad, a la que se suman las condiciones laborales éticamente aceptables, la ecología, el valor nutritivo, la sostenibilidad y el tenor en sabor, apunta el estudio. Frente a este deseo está sin embargo la realidad: la producción local es reducida y se limita básicamente a manzanas, peras, cerezas, ciruelas, albaricoques y bayas (fresas, frambuesas). Para favorecer el sector, el país otorga una fuerte protección a su fruta durante los periodos de cosecha nacional: en tales épocas, abre el mercado sólo si no logra atender a la demanda. O lo hace para productos nicho.

Aún así, la producción suiza ha ido descendiendo, incrementándose la importación: de un 41%-59% en 2011, el ratio entre fruta nacional y fruta importada ha pasado a un 27%-73% en 2015. Si el volumen aumentó un 11% en esos años, el valor ha crecido un 29%. Los productos líderes en este último barómetro son las almendras y las avellanas: sus precios se incrementaron un 100%. Por el contrario, el precio de las fresas ha bajado un 13% y el de las piñas un 8%.

El estudio completo, cuyo título es “El mercado de la fruta en Suiza 2017” (47 páginas), se puede consultar previo registro en la web de ICEX España Exportación e Inversiones, de la que forma parte la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Berna. Hay un centenar de despachos en el extranjero de este tipo pertenecientes a la entidad pública empresarial (hasta el 2012 denominada Instituto Español de Comercio Exterior), que cuenta con una plantilla de más de 580 profesionales especializados en internacionalización y está adscrita al Ministerio de Economía y Competitividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.