La carretera de la muerte, todavía un peligro para cruzar Francia

Sigue vivo el temor a viajar a España por la RCEA. La carretera que va del centro de Europa al Atlántico (“Route Centre-Europe Atlantique” en su apelativo original en francés) todavía es uno de los ejes más peligrosos para conducir de Suiza a la península ibérica vía el centro de Francia y Burdeos.

Así lo observa el diario suizo Le Nouvelliste, un año después del trágico accidente de autobús cerca de Charolles (Francia), lleno de viajeros procedentes de Portugal y con destino a la localidad suiza de Romont (FR) después de pasar las fiestas navideñas con sus familias. Hubo 4 muertos y 25 heridos como consecuencia de la placa de hielo en la que resbaló el autobus.

Publicidad (visitando este anunciante, ayudas a Espanoles.ch)

El rotativo comprueba que la preocupación relativa a la llamada “carretera de la muerte” es compartida por los españoles: ha preguntado por el tema en el Centro español de Delémont (JU). Allí, un cliente reconoce haber recorrido 1850 kms en 17 horas para volver de España, con un promedio de 110 km/h a pesar de una limitación a 90 km/h.

Varios tramos de la RCEA todavía únicamente son a dos vías. Pero con la ventaja de estar exenta de peajes, la ruta es transitada por más de 15.000 vehículos al día, la mitad de ellos camiones a los que muchas veces resulta temerario adelantar, cuando no prohibido por la línea continua. Suma más de 160 muertos del 2008 al 2016. Desde Suiza y en dirección al Oeste, uno de los tramos más negros empieza después de Mâcon, especialmente a partir de Paray-le-Monial y hasta pasada la localidad de Moulins.

El Estado francés inició obras en 2014, que finalizarán a partir del 2025. Este año 2018 está previsto el desdoblamiento de varios tramos, siendo uno de ellos la N79 de Charolles a Paray-le-Monial, unos 15 kilómetros actualmente cerrados al tráfico y para los que se ha montado un desvío por Lugny-lès-Charolles.

Para cruzar Francia con mayor seguridad, se puede viajar de Ginebra a Irún pasando por Clermont-Ferrand, por las autopistas A89 y A630: el trayecto dura 8 horas y 50 minutos, por un coste de 84.50 euros en peajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.