La mejor forma de comer fruta

La fruta es una de las claves que confiere a la dieta mediterránea su fama de ser saludable. Es rica en polifenoles, vitaminas, minerales, azúcares, agua y fibra.

Los polifenoles son potentes antioxidantes. Las vitaminas y minerales son imprescindibles para toda nuestra salud. El azúcar que predomina es la fructosa, un azúcar simple de fácil digestión y altamente energético. El agua de la fruta se encuentra en el estado más puro, e hidrata mejor que el agua sola. Y la fibra es necesaria para un buen tránsito intestinal y favorece una flora intestinal sana.

Algunas personas sienten que les sienta mal la fruta, o han sido diagnosticados con intolerancia a la fructosa. Las causas de estos problemas pueden encontrarse en una incorrecta consumición de la misma.

Publicidad (visitando este anunciante, ayudas a Espanoles.ch)

La fruta debe comerse sola, sin mezclarla con ningún otro alimento. La única excepción son las ensaladas. La fruta se digiere mucho más rápidamente que el resto de alimentos. Cuando se mezcla, se retarda su paso por el aparato digestivo, posibilitando su fermentación, con la consecuente generación de gases, hinchazón y producción de diversas toxinas. Así que la costumbre de comer fruta de postre no es acertada.

En Suiza los postres consisten habitualmente en lácteos o dulces. Esta opción es todavía peor, y aunque las consecuencias sobre la salud no se manifiestan en forma de problemas digestivos, pueden favorecer la aparición de patologías mucho más importantes, como la diabetes, enfermedades inflamatorias y algias (dolores).

El mejor momento del día para tomar gran cantidad de fruta es por la mañana, cuando es necesaria una buena hidratación y tomar un alimento energético, depurativo y desintoxicante.

Lo ideal es tomar la fruta de forma natural, pero es posible también hacer zumos y batidos, o incluso sorbetes para la merienda.

Uno de los problemas que nos encontramos actualmente, sobretodo en los países donde la fruta es de importación, es que se encuentra en el comercio sin madurar. El hecho de tomar la fruta verde puede ser la causa de los problemas intestinales relacionados con la fruta. Aunque lo ideal es que haya sido madurada en el árbol, cuando ello no es posible, se debe acabar este proceso en un sitio templado antes de consumirla. En el blog livingfullynourished.com, distintos artículos ofrecen detalles sobre cómo identificar si la fruta está madura y cómo dejarla madurar, para la fruta tropical y otras frutas.

En España tenemos la suerte de disponer de una fruta de gran calidad: en comparación con otros países, los españoles tenemos la buena costumbre de consumir mucha fruta.

Es una pena que en algunos casos estas buenas costumbres se pierdan en las nuevas generaciones y ante la moda del fast food, cuando la fruta se puede considerar la comida rápida suculenta y cómoda por excelencia.

Por ello, en los países de habla francesa se ha promovido la campaña 5 fruits et légumes par jour (“5 frutas y verduras al día”). Aunque la fruta en Suiza no sea tan sabrosa como en otras partes del mundo, es importante que mantengamos aquí también nuestras tradiciones alimentarias.

Gemma Calzada, de Le Grand-Saconnex (GE), es nutricionista livingfullynourished.com/es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.