ETA se disuelve desde Suiza, donde conversó con el gobierno Zapatero

Al final ha sido desde Suiza. Este jueves, a las 14 horas, el director del Centro Henry Dunant para el diálogo ha dado a conocer desde su sede en Ginebra el comunicado de la banda terrorista ETA anunciando su disolución. David Harland ha convocado a los medios de comunicación en presencia de diplomáticos para oficializar este episodio histórico, que queda certificado por la fundación ginebrina.

El anuncio se ha producido en el lugar en el que se han desarrollado hace 12 años las conversaciones entabladas por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y que desembocaron en el alto el fuego de la banda el 20 de octubre de 2011. En esa misma residencia situada en un parque y a escasos metros del lago Lemán, anteriores gobiernos españoles intentaron lo mismo, sin éxito.

Publicidad (visitando este anunciante, ayudas a Espanoles.ch)

Durante el medio siglo de terror que impuso en el País Vasco, la banda ha matado a más de 850 personas y provocado casi 6400 heridos. A estos datos hay que añadir una cifra, que no está disponible: la del número de personas, familiares y amigos de víctimas mortales, que vieron su vida destrozada por el dolor causado. La sociedad vasca se ha visto profundamente afectada en su convivencia.

El camino político hacia el final del terror

En el año 2000, el entonces recién estrenado secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, propuso al gobierno del PP de José María Aznar el Pacto por las libertades y contra el terrorismo, conocido como “pacto antiterrorista”. Se firmó y aplicó para evitar confrontación política sobre el terrorismo.

A partir del 2002, el entonces presidente de los socialistas vascos, Jesús Egiguren, abrió conversaciones discretas con el líder abertzale Arnaldo Otegi en el caserío Txillarre de la localidad de Elgoibar (Guipúzcoa). Con la llegada en 2004 del PSOE a la Moncloa, Egiguren propuso al ya presidente Zapatero convertir esas conversaciones en proceso dialogado para intentar acabar con el terrorismo. Zapatero aceptó y el diálogo tuvo lugar en Ginebra desde el 2006. Durante años, hasta conseguir el alto el fuego al final de su mandato en 2011, el Gobierno socialista tuvo como respuesta una dura oposición del PP de Mariano Rajoy en sede parlamentaria, en la calle y en los medios, a pesar del pacto antiterrorista.

Hoy en el Centro Henry Dunant para el diálogo, se ha subrayado los nombres de las cuatro personas que más han trabajado en el camino para lograr el final del terror: Jesús Egiguren (expresidente del PSE-EE), Arnaldo Otegi (líder abertzale), el lehendakari Iñigo Urkullu (PNV) y el expresidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.