El Gobierno oculta el presupuesto que otorga a cada CRE

¿Cuánto dinero público reciben cada año los Consejos de Residentes Españoles (CRE) repartidos por el mundo? Es casi imposible encontrar una respuesta a esta pregunta, a pesar de tratarse de órganos oficiales del Estado y de fondos públicos.

La repartición no figura en los Presupuestos Generales del Estado, que no mencionan datos que reflejen la dotación de cada CRE en dinero público. Ni siquiera hay rastro perceptible de la dotación global. Es más, la información tampoco está en el Portal de transparencia inaugurado al inicio del mandato de Mariano Rajoy y que tanto había sido promocionado por el PP como ejemplo de buen gobierno.

Así las cosas, Espanoles.ch empezó a investigar en septiembre del año pasado. En ese momento arrancó una labor que duraría varios meses y de la que ni se imaginaba la resistencia que desencadenaría en distintos ámbitos.

Este medio solicitó al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación estos datos pormenorizados. A pesar de las reiteradas peticiones para recibir la información por escrito, al cabo de dos meses Exteriores únicamente accedió a comunicar por teléfono (sin dejar rastro) la cuantía mundial para cada año:

Año Cuantía global
 2012  124.899 euros
 2013  156.055 euros
 2014  125.027 euros
 2015  84.462 euros
 2016  128.562 euros
 2017  122.300 euros

En 2015, la dotación global inferior a otros ejercicios se debe a que a partir del mes de junio los CRE estuvieron en funciones, hasta las elecciones del 2016, según explica Exteriores. Cada noviembre, la Administración solicita a los CRE una propuesta de presupuesto y una relación de años anteriores. La solicitud de cada CRE es elevada por su consulado a la Dirección General de Asuntos Consulares. En diciembre, desde Madrid se deciden las cantidades “en base a propuesta de previsión de gasto y posiblemente no inferiores a años anteriores”, explica la Oficina de información diplomática.

Publicidad (visitando este anunciante, ayudas a Espanoles.ch)

¿Cuánto recibe el CRE de cada demarcación?

Exteriores únicamente accedió a facilitar el presupuesto global de los 39 consejos repartidos por el mundo, negándose a entrar en el detalle del presupuesto que desde el propio ministerio se decidió para cada CRE.

El ministerio contestó a este medio que para obtener los datos pormenorizados se dirigiera a cada consulado o embajada, obligando así a multiplicar por 39 los contactos y movilizar personal en cada demarcación en vez de únicamente en el propio ministerio.

Espanoles.ch lo ha hecho, recabando uno a uno los datos de contacto de cada oficina diplomática en sus respectivas páginas web. De paso, en el momento del trabajo se ha podido comprobar que en determinados casos, como Buenos Aires (Argentina, donde viven más de 400.000 españoles) y Génova (Italia, donde residen más de 20.000 españoles), la dirección e-mail de contacto en la web del consulado es incorrecta y genera un error de mensajería electrónica.

Las trabas de los consulados

Cada consulado (o a defecto embajada) ha recibido el mismo correo electrónico solicitando el presupuesto del CRE local para cada ejercicio de los últimos 5 años. Apenas 17 oficinas diplomáticas han contestado (44% de tasa de respuesta). En Suiza, el consulado de Ginebra ha atendido, mientras que el de Zúrich no lo hizo (el consulado de Berna no ha sido preguntado, ya que el CRE no está constituido en su demarcación).

Más de la mitad de los consulados han ignorado las solicitudes de acceso a datos públicos, a pesar de los términos previstos en el artículo 105 de la Constitución Española y la Ley de Transparencia aprobada en 2013 por el gobierno de Rajoy.

Llegados a este punto siguiendo las indicaciones del propio Ministerio de Asuntos Exteriores, lejos de facilitar con transparencia las cuantías y el destino de fondos procedente de las arcas del Estado, la Administración puso nuevas trabas. De las 17 respuestas consulares, 16 han servido para negarse a comunicar los presupuestos. Esta información pública está en sus manos, ya que por ellas transita cada año el dinero otorgado por el Estado a los CRE de sus respectivas demarcaciones.

Algunas oficinas consulares reconocieron que habían recibido instrucciones expresas por parte del Ministerio para no contestar directamente. El caso es que han ofrecido una réplica similar: en las mejores circunstancias rebotaron una vez más la pregunta a su CRE. En el peor escenario invitaron a contactar con los actuales representantes sin facilitar e-mail. Para recabar acerca de ciudadanos datos que en definitiva son del Estado, ha sido necesaria emprender la odisea de buscar uno a uno los buzones de correo electrónico en internet, a veces llegando al extremo de investigar en redes sociales. Algunos CRE no tienen presencia digital o han dejado de tenerla.

La respuesta de los CRE

Tras nueve meses de reiteradas solicitudes, únicamente 13 de los 39 CRE del mundo han contestado. Solamente uno de ellos ha rechazado dar datos, pero lo ha motivado. Y otro se ha mostrado favorable a hacerlo en el momento en el que publique la información en su web, acto que todavía no se ha producido desde su respuesta en febrero. Los dos CRE de Suiza, tanto el de Ginebra como el de Zúrich, han ido ignorado por primera vez las reiteradas solicitudes de este medio suizo.

Según los datos que han podido ser recopilados, que representan el 28% de los CRE existentes, estos órganos reciben anualmente una cantidad que varía entre los 800 euros anuales en el caso del menor presupuesto, y alcanza los 9700 euros en el caso de mayor dotación anual. Estos dos extremos, tanto el más bajo como el más elevado, podrían verse superados por las cifras del 72% de los CRE restantes, que suponen un amplio abanico y se desconocen.

La mayor parte de los CRE que han contestado han explicado que gastan su presupuesto en reuniones, comunicación (páginas internet, boletines impresos), material de oficina y gastos de correo postal. Las cuantías suelen dar para poco más.

Poca memoria y mala fe

Los CRE cambian de composición y pierden la memoria de los datos. Varios Consejos de Residentes Españoles han confirmado que no disponen de archivo ni conocen los presupuestos de sus antecesores en la misma demarcación. En determinados casos, sólo saben la cuantía recibida para el último año, desde que forman parte del órgano. A su vez, recomiendan preguntar al consulado o a Madrid, “donde se corta el pastel cada año”. Es la pescadilla que se muerde la cola.

Puestos frente a esta realidad, en el Ministerio de Asuntos Exteriores no se sienten aludidos y trasladan la responsabilidad sobre los hombros de los propios representantes de la diáspora elegidos en cada demarcación: “Sorprende que los CRE no tengan esa información. Deben guardar una memoria”, contesta un portavoz, negándose a considerar que los CRE carezcan de la infraestructura para mantener un archivo.

Piden un estudio integral

“Por el contacto que tenemos con muchos CRE del mundo a través del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE), nos consta que algunos están recibiendo un presupuesto mísero, entre ellos muchos de los que se han constituido en el 2016-2017”, explica Ana Lourdes de Hériz, consejera por Italia en el CGCEE.

En su respuesta firmada conjuntamente con Ana Álvarez, presidenta del CRE de Génova, ambas remarcan la necesidad de realizar un estudio más amplio que contemple también el número de consejeros, los desplazamientos desde sus respectivos lugares de residencia hasta la sede de las reuniones, el número de españoles en la demarcación, el tipo de actividades organizadas por el CRE y los medios utilizados, entre otros parámetros.

“Deberíamos exigir al Gobierno que comunicara el presupuesto”

Las representantes de Italia explican a Espanoles.ch que consideran necesaria una acción de todos los CRE y del propio Ministerio de Asuntos Exteriores en el campo de la transparencia.

“Estamos de acuerdo en una batalla a favor de un presupuesto adecuado para todos los CRE si consiguiéramos que todos los CRE se pusieran de acuerdo para llevarla a cabo con honestidad, algunos reconocieran que no están haciendo esfuerzos para consumir su presupuesto correctamente o de la manera más productiva posible y otros, en cambio, demostraran que acciones fundamentales a favor de la comunidad que representan no se pueden realizar o incluso se están pagando con dinero del bolsillo de los consejeros. Somos conscientes de que, para ello, todos los CRE –y no un medio de comunicación– deberíamos exigir al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación que comunicara a los CRE el presupuesto de cada uno de ellos y cómo, a través de cada contabilidad consular, le consta al propio ministerio en qué y para qué se usan cada año dichos fondos”, concluyen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.