La policía suiza impide una manifa ilegal de Marta Rovira

Varapalo de las autoridades suizas a Marta Rovira. La secretaria general de ERC, que está huida en Ginebra, quiso saltarse también las normas suizas al no solicitar la debida autorización para convocar una manifestación independentista la pasada semana. Pero la policía ha impedido la concentración.

Rovira trajo a una treintena de personas de la cúpula de ERC a Ginebra, junto con un equipo de la televisión autonómica catalana TV3, con intención de marcar un acto político y simbólico en la plaza de las Naciones, frente a la sede de la ONU.

Publicidad (visitando este anunciante, ayudas a Espanoles.ch)

Al poco rato la policía ginebrina se presentó en el mismo lugar y solicitó los permisos de manifestación, que los militantes de ERC no habían tramitado y no han sido capaces de presentar. Así las cosas, la policía ordenó la dispersión de los manifestantes y el desalojo de la plaza.

«Después de consultar con el Servicio de espacios públicos del Ayuntamiento de Ginebra, supe que no se había solicitado ninguna autorización. Inmediatamente llamé a la policía y detuve la manifestación», explica François Meylan, un activista fundador del comité suizo «Catalunya pueblo de España», que reivindica la denuncia a la policía.

2 comentarios en “La policía suiza impide una manifa ilegal de Marta Rovira

  • el 10.02.2019 a las 20:29
    Permalink

    Visca Catalunya independent !!!

    Respuesta
  • el 17.04.2019 a las 17:23
    Permalink

    Muchas gracias a François Meylan por haber permitido que las autoridades ginebrinas informasen a Marta Rovira de cómo funciona el tema «manifestaciones» en Ginebra.

    Aprovecho para recordar (o informar por si alguien todavía no lo sabe) que no hace falta ser independentista para darse cuenta de que la caceria de brujas desatada el otoño del 2017 no tiene nada que ver ni con las leyes ni con la justicia. Se aparenta más a una venganza nutrida de imperialismo trasnochado por la pataleta de no haber sido capaces de impedir el referendum.

    Con dos dedos de frente, ningún hombre de estado hubiera tratado el asunto «nuevo estatuto de autonamía» con tan poca grandeza ni tan poca visión de futuro. Una lástima para España que, a la postre, es quién sale perdiendo.

    Si el estatuto hubiese sido ratificado, el referendum no tenía por que ser convocado.

    Si el referendum hubiese sido pactado, «tó quisqui» sabía, tanto en Cataluña como en el resto de España, que ganaría el NO por mucho.

    Gracias a tantos errores de evaluación y a confundir «estado» con «partido» o «gobernar » con ningunear», los independentistas están lejos del 10-15% y España está muy «patas p’arriba». Quizás para mejor; ya veremos.

    Respuesta

Responder a Elena López Rata Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.