Condones sanitarios

Los más ancianos recordamos aquella campaña publicitaria y educativa de hace casi 30 años en la que se animaba a todos a ponerse y poner a sus partners condones en la lucha contra el sida.

De aquél «Póntelo Pónselo» me acordé cuando oí repetir mil veces estos días lo de los «cordones sanitarios» que, mal pronunciado o mal entendido por los más despistados, en más de una tertulia se han convertido en «condones sanitarios».

Si bien para la educación y salud pública e individual la campaña en aquellos años 90 tuvo sentido y éxito, en la política actual el poner a diestra y siniestra «condones sanitarios» es un desastre insensato que todos intentan justificar desde su perspectiva partidista, pero todos critican cuando se lo imponen a ellos.

Publicidad (visitando este anunciante, ayudas a Espanoles.ch)

A día de hoy hay condones sanitarios contra todos. Vetados los de Colón, vetados los de Venezuela, vetados los corruptos, vetados los de Irán, vetados los golpistas de todos los colores, vetados los del 155, vetados los enemigos de España al igual que vetados son los enemigos del pueblo, vetados también los que no veten a los de Colón, Venezuela, Irán, golpistas, y 155 o los enemigos de España y los del pueblo, a si como todos sus amigos y socios. En definitiva, vetados todos menos los mios, salvo que tengamos una crisis interna, en la que veto también a los traidores de casa.

Esta visión ensimismada, egocéntrica y narcisista hará que el bloqueo total perdure, pase lo que pase. Nuestros políticos profesionales han decidido renunciar a presentarnos sus programas y sus virtudes y prefieren explicarnos quienes son más malos que ellos. Sin una sola propuesta concreta sobre la mesa, en las primeras 72 horas de ante-pre-campaña ya hemos oido todos los insultos y vetos posibles.

Muchos con los que he discutido en estos últimos días simplemente no entienden o asumen que los tres verbos dialogar-negociar-pactar no son sinónimos. Los tres verbos definen actividades muy distintas que se diferencian por su intensidad, su necesidad y su orden cronológico: (1) dialogar, siempre y con todos, (2) negociar, siempre dentro de la ley, con todos los electos democráticamente, (3) pactar, siempre que sea necesario, con todos con los que la negociación haya sido fructífera, aunque fuere solo de mínimos.

En estos tiempos revueltos de lenguaje infantil y primitivo te pediría que uses con rigor y propiedad los tres verbos. De paso sería sensato volver a usar las siglas de los partidos y sus nombres oficiales, porque los términos golpista, fascista, malpatriota, traidor, corrupto, enemigo de España, enemigo del pueblo, vendido y antidemócrata se han convertido ya en tan polivalentes, que es muy difícil adivinar a quién quieres insultar.

¡Ponte las pilas y ponles a trabajar!

Daniel Ordás, de Basilea (BS), es abogado

3 comentarios en “Condones sanitarios

  • el 21.02.2019 a las 14:05
    Permalink

    Eres un artista ,señor Ordás. votare en Suiza para que nos adopten como país y nos arreglen un poco.
    En este ultimo articulo me has llegado a lo mas hondo y veo que no estoy solo ni loco al pedir que todos remen en el mismo sentido .
    Enhorabuena y haber si hay más gente que recoja este sentimiento que nos recorren a la mayoria de los votantes en bl y abst.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.