Vuelta de tuerca en Suiza por el virus y se recomienda no viajar a España

La situación pandémica preocupa en Suiza. Las autoridades federales han acordado nuevas medidas para frenar la propagación de la enfermedad, que no deja de causar muertes a diario: las cifras alcanzan ya a los 400.000 casos de coronavirus y se acercan de las 6000 muertes. Los fallecimientos diarios desde noviembre superan los de la fase de la pasada primavera.

A partir del próximo martes martes 22 de diciembre y durante un mes, permanecerán cerrados los restaurantes (excepto la comida para llevar, los comedores escolares, las cantinas de empresa y los restaurantes destinados a los clientes de hotel). También cerrarán las instalaciones deportivas y culturales. Se prohibirán los eventos con público. En las tiendas se reduce el aforo y deberán cerrar entre las 19 y las 6 horas, así como los domingos y festivos. La práctica de deporte al aire libre seguirá permitida para grupos de un máximo de 5 personas. También seguirá autorizado para los menores de 16 años, pero se prohíben las competiciones. Los cantones seguirán siendo competentes para autorizar la apertura de las pistas de esquí.

Publicidad (visitando este anunciante, ayudas a Espanoles.ch)

Los cantones con una evolución epidemiológica favorable podrán flexibilizar las medidas, como es el caso de momento en la zona francófona del país, aunque en la rueda de prensa de este viernes en Berna, el ministro federal de Sanidad, Alain Berset, ha avisado que las expectativas no son buenas y que, incluso en estas regiones, la pandemia puede volver a agravarse en los próximos días.

El Gobierno federal suizo recomienda quedarse en casa, reducir los contactos y los viajes no esenciales, al igual que se han pronunciado gobiernos de otros estados, entre ellos España.

Ante la posibilidad que ciudadanos españoles residentes en Suiza mantengan sus planes de desplazarse a España para celebrar las Navidades, las agrupaciones suizas del PSOE han emitido un llamamiento a replantearse tales intenciones. Desde el PSOE Lausanne y el PSOE Zúrich, se lanza el mensaje «estas Navidades, #MeQuedoLejos para que volvamos a estar juntos».

La publicación en redes sociales apela a la responsabilidad de cada ciudadano: «Quienes vivimos fuera de España sabemos que viajar para pasar las fiestas de fin de año en familia es un riesgo demasiado grande, sobretodo para nuestros padres y abuelos que nos reciban. Piénsalo bien.»

El secretario general del PSOE Lausanne considera «inadecuado» que algunos grupos hayan pedido al Gobierno español que los residentes en el exterior puedan entrar en España para las fiestas de fin de año sin realizar pruebas diagnósticas. «Todos tenemos las mismas ganas de ver a nuestros familiares y sabemos que, aunque en Suiza ya sea gratuita, en otros lugares del continente se sigue cobrando la prueba PCR. Pero el coronavirus mata sin comprobar el pasaporte. Ante la pandemia, todos somos iguales, sin distinción de nacionalidad. El problema son los contactos y los desplazamientos, a través de los cuales arrastramos desastre y dolor sin darnos cuenta», dice Marco Ferrara.

En Twitter, destaca que quedan pocas semanas para el arranque del proceso de vacunación que pondrá a salvo personas a riesgo. Su homólogo de Zúrich, Baldomero García Mañueco, incide en la misma dirección: «es mejor que nos quedemos donde estemos, ya que viajar en estas condiciones es una irresponsabilidad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.