Viajar a España este fin de año obliga a realizar dos pruebas COVID-19 a la vuelta a Suiza

Suiza está fuertemente impactada por una nueva fase de la pandemia de COVID-19 y ha endurecido las condiciones de entrada en su territorio, incluso para los residentes. Quienes viajen al extranjero deben, incluso teniendo la pauta completa de vacunación contra el coronavirus, realizar una prueba PCR para viajeros en las 72 horas previas a su entrada en Suiza y así demostrar que están sanos.

En España, estas pruebas pueden ser realizadas por ejemplo en aeropuertos, pero es muy recomendable pedir cita previa. La situación se complica fuera de las grandes ciudades: para quienes regresen por carretera desde zonas despobladas de España, es difícil encontrar un centro de pruebas cercano que no sea el de la capital provincial. Si bien es cierto que la Seguridad Social española realiza pruebas PCR, la saturación actual del sistema sanitario dificulta ajustar los plazos para conseguir la prueba en la ventana de 72 horas previas a la entrada en Suiza. Por ello, es conveniente informarse con antelación. Muchos viajeros optan por la realización del test PCR en un laboratorio privado, más rápido pero más caro. Algunas aerolíneas como Vueling y AirEuropa tienen acuerdos con centros clínicos para ofrecer descuentos a sus pasajeros. «Lo que es totalmente desaconsejable es comprar una de las pruebas PCR que se venden por internet sin prescripción médica. Son más baratas, pero menos fiables y no serán aceptadas en los controles fronterizos», avisan desde la plataforma de reservas Skyscanner España.

Publicidad

Además de presentar la prueba PCR negativa, el viajero debe rellenar, en las 48 horas previas a su entrada en Suiza, el formulario de entrada «PLF» en la web de la Oficina federal de salud pública del Gobierno suizo, que genera un código QR requerido en aduanas. Esto es válido para todos los medios de transporte, tanto colectivos como individuales. Toda persona controlada en la frontera suiza sin el código QR se expone a una multa de 100 francos, al igual que si indica información incorrecta al cumplimentar el formulario.

Pero las medidas no acaban aquí. Al cabo de los primeros 4 a 7 días desde el regreso a Suiza, el viajero debe realizar una segunda prueba PCR o un test rápido de antígenos. Quedan exentos de la prueba los menores de 16 años, las personas bajo régimen de excepción médica acreditada y los casos de urgencia médica. Por otra parte, los trabajadores fronterizos y los conductores profesionales se libran tanto del formulario como de la prueba.

A cambio de la vacunación, ahora completada por estas medidas, Suiza ha levantado la obligación de cuarentena al regreso vacacional, que estuvo en vigor en los primeros tiempos de la pandemia.

Los viajeros que hagan el trayecto por carretera pueden transitar por Francia si tienen la pauta de vacunación completa o, en su defeto, una prueba PCR negativa o un test de antígenos negativo realizado menos de 24 horas antes del viaje. Además, han de rellenar y presentar una declaración escrita indicando que están sanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.