La presidenta López tira la toalla y estalla el CRE Ginebra

Dos años ha durado el CRE Ginebra elegido en 2016. La presidenta, Lidia López, ha tirado la toalla en el marco de un contexto convulso en el seno del órgano consultivo de la colonia española. La propia máxima representante no ha podido aguantar más el rumbo de los debates en el seno del Consejo de Residentes Españoles de la demarcación consular de Ginebra y ha presentado su dimisión. Acto seguido ha renunciado también la consejera María Consuelo Sánchez Maroño. La descomposición del CRE afecta así a 4 de sus 7 escaños.

Primero renunció José Vicente Fernández, en junio del año pasado. El que fuera durante años secretario del CRE e incluso consejero general de la Ciudadanía Española en el Exterior por Suiza simplemente aludió en su despedida al “momento de cerrar un capítulo”. Después lo hizo Germán Pena, el pasado mes de mayo, en total discreción: a través de un e-mail manifestó que no quería seguir. Ahora se va Lidia López, que ha sido la tercera presidenta del Consejo, después de Santiago Fernández (1990-1998) y Francisco Ruiz (1999-2016), todos miembros del PSOE. Junto con la presidenta también lo deja Sánchez Maroño, que es la cuarta en renunciar a causa del mal ambiente en el órgano.

Publicidad (visitando este anunciante, ayudas a Espanoles.ch)

Las discrepancias entre los miembros del CRE Ginebra han ido provocando dimisiones en cadena desde el arranque de este mandato. La ruptura está localizada en filas de la lista de la Asociación de padres de alumnos y familias (APAFEG), que ganó las elecciones en 2016 consiguiendo 6 de los 7 escaños y de los que únicamente quedan Ángel Lumbreras y Camilo Méndez Paz. Esta lista, que sumaba el apoyo de un amplio abanico social y político frente a la lista de la Asociación Popular Española (afín al PP), empezó fracturándose cuando parte de sus miembros se juntaron a consejeros del CRE de Zúrich para elegir a José Gil (PP) como consejero general por Suiza, entregando así los dos escaños del país a miembros del mismo CRE de Zúrich ante la impotencia de los restantes consejeros “ginebrinos”.

Las continuas discusiones sobre el papel del CRE, sus herramientas y el funcionamiento interno han acabado con la paciencia de más de la mitad de sus miembros, incluida la propia presidenta. Según ha podido saber Espanoles.ch, desde la dimisión de José Vicente Fernández, uno de los consejeros APAFEG que permanecen hoy en el cargo lleva marcando un rumbo paralelo al sumar 4 de los 7 votos del pleno, contando con la representante del PP, María José Sánchez Avalos, y de la vocal suplente de APAFEG, Teresa González, que asumió el escaño vacante de José Vicente Fernández. Se ha llegado a organizar actos del CRE sin contar con la presidenta.

Los consejeros de los CRE cumplen con la función de forma voluntaria y sin compensación económica. Disponen de un pequeño presupuesto concedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Se desconoce la cuantía de fondos públicos recibidos por el órgano de Ginebra ya que este CRE ha evitado desvelarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.