La reforma del voto rogado llega fuera de plazo

Llega tarde. Como muchas papeletas del voto exterior, que nunca son recibidas a tiempo para el recuento debido a la multiplicación de trámites en plazos cortos, la proposición de Ley Orgánica para la regular el ejercicio del voto por los españoles que viven en el extranjero no podá terminar su recorido parlamentario y aplicarse a las elecciones generales del 28 de abril. Así las cosas, los 2,5 millones de españoles de la diáspora tendrán que volver a rogar el voto si quieren ejercer du derecho constitucional.

La reforma, propuesta por el PSOE y Podemos, ha sido admitida a trámite por unanimidad de los grupos parlamentarios, ayer. PSOE y PP se acusaron mutuamente de la demora en solucionar el problema, que ellos mismos causaron entre los años 2010 y 2011. Desde el Partido Popular, achacan esta tramitación fallida a la decisión de Pedro Sánchez de convocar elecciones en vez de agotar la legislatura. Anteriormente, el PP gobernó con Mariano Rajoy durante una legislatura y media sin avanzar en la cuestión.

Publicidad (visitando este anunciante, ayudas a Espanoles.ch)

“Una bienintencionada reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General de 2011 para evitar episodios de fraude electoral introdujo el llamado ruego del voto, pero muy pronto se pudo constatar que esta medida producía graves efectos disuasorios”, ha resumido el diputado socialista Gregorio Cámara en su intervención en el pleno del Congreso de los Diputados, ayer.

“Hemos procurado conseguir el mayor consenso posible”, ha asegurado Cámara, quien ha lamentado que “el Partido Popular ha propiciado el retraso continuado del proceso para su adopción y en el último momento ha hecho pública en los medios una propuesta, pretendidamente auto justificadora que, además de resultar inviable a juicio del grupo de expertos por muchas razones técnicas, pone tantas trabas o más que con el actual procedimiento de voto rogado, lo que equivaldría a mantenerlo por la puerta trasera pretendiendo camuflarlo como garantía”. Una actitud que ha rayado en la de “veto de facto”.

El diputado socialista ha explicado que las “reticencias” de PP y Cs han sido “contundentemente contestadas” en una comparecencia del presidente de la Junta Electoral Central que ha manifestado que esta reforma, tal como se presenta, “es necesaria, es ortodoxa, es solvente, tiene calidad técnica, está bien estructurada, contiene suficientes garantías y, en la línea abierta por el informe de la Junta Electoral Central”. Por su parte, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha declarado que “nuestro compromiso es derogar el voto rogado en cuanto volvamos al gobierno”.

https://twitter.com/gpscongreso/status/1100426432604499971

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.